El Festival Día a Día

Estigues al dia de tot el que passa al Festival

La historia de James Rhodes llega al Festival de Peralada

La historia de James Rhodes llega al Festival de Peralada

Vestido con su indumentaria habitual - vaqueros, una sudadera, debajo una camiseta de Bach y bambas-, Rhodes se ha presentado ante el público con un talante muy comunicador y simpático

El programa lo ha abierto Johann Sebastian Bach con la Partita núm 1 en si bemoll major, BVW825. Entre pieza y pieza, el pianista británico ha ido hablando al público de la música, de que representaba para él, también ha explicado que ha publicado un nuevo libro Toca el piano: interpreta a Bach en seis semanas (traducción al castellano de Blackie books). En este concierto también se ha escuchado Fréderic Chopin con la Balada núm. 4 en fa menor Op.52 y ha cerrado el programa Johann Sebastian Bach - Ferruccio Busoni con Chaconne en re menor. Ante los insistentes aplausos del público, Rhodes ha interpretado cuatro piezas más: el último movimiento de la tercera Sonata para piano de Chopin, la transcripción para piano de O mio bambino caro, de Puccini, Dudley Moore - Beethoven Sonata Parody y ha acabado con Bach y el Adagio de Marcello.

Ha sido un concierto de piano muy íntimo con un público que lo ha seguido en el más absoluto silencio y concentración. Dos grandes pantallas que se han instalado en el escenario permitían ver los movimientos de las manos de Rhodes sobre las teclas y también su expresión interpretando... cerrando los ojos, sintiendo la música en lo más profundo de su alma. Después del espectáculo, James Rhodes ha vendido y firmado libros ante una larga cola de personas que no han querido irse sin llevarse a casa un disco o libro firmado por el mediático pianista.

Por otra parte, este mediodía el autor de Instrumental: Memorias de música, medicina y locura (Blackie Books), ha tenido un encuentro informal con unas sesenta personas en el marco de 'Diálogos', un nuevo formato que ha puesto en marcha el Festival. Se ha hecho en la Biblioteca del Castillo, un espacio que ha provocado el clima perfecto para las preguntas y las confesiones del pianista. Se ha hablado de las emociones, de los sentimientos a la hora de interpretar, de música, de literatura y también ha hablado de su infancia que estuvo marcada por abusos sexuales y de cómo la música le ayudó a salir de un camino de destrucción personal. Rhodes también ha explicado que sus referencias musicales son los compositores clásicos, especialmente Chopin y Beethoven. En este encuentro se ha visto un Rhodes tal como se le conoce: comunicativo, abierto y muy próximo. El moderador del acto ha sido el escritor andorrano, Albert Villaró.

La música clásica como antídoto.

generic.carregant