LA TRAVIATA

LA TRAVIATA

LA TRAVIATA, GIUSEPPE VERDI

 

Òpera en tres actes Música de Giuseppe Verdi (1813-1901)

Llibret de Francesco Maria Piave (1810-1876) basat en La dameauxcamélias d’Alexandre Dumas (fill)

Estrenada el 6 de març de 1853 al Teatro La Fenice de Venècia

ViolettaValéry

Ekaterina BAKANOVA

Flora Bervoix

Laura VILA

Annina

Marta UBIETA

Alfredo Germont

René BARBERA

GiorgioGermont

Quinn KELSEY

Gastone

Vicenç ESTEVE MADRID

Baró Douphol

Carles DAZA

Marquès d’Obigny

Guillem BATLLORI

Doctor Grenvil

Stefano PALATCHI

 Giuseppe

Quintín BUENO

Criat

Toni FAJARDO

Comissionista

Néstor PINDADO

Nena

Nora LAREDO

Acròbates

Sara BERNABEU, Carolina Charol STEFANO, Olivia MARSELLA, Georgina NIETO, Natascha WIESE, Damián FIORE, Fausto SILVA

Ballarins

Nacho CÁRCABA, María HERNANDO

Direcció musical

Riccardo FRIZZA

Direcció d’escena i escenografia

Paco AZORÍN

Disseny de vestuari

Ulises MÉRIDA

Coreografia i moviment escènic

Carlos MARTOS

Disseny d’il·luminació 

Albert FAURA

Disseny de vídeo

Pedro CHAMIZO

Ajudant de direcció

Raúl VÁZQUEZ

Assessorament dramatúrgic

Salva BOLTA

Assistent d’escenografia

Alessandro ARCANGELI

Assistent de vestuari

Núria MANZANO

Assistent d’il·luminació

Cesc BARRACHINA

Coordinació de vestuari

Nàdia BALADA

ORQUESTRA SIMFÒNICA DEL GRAN TEATRE DEL LICEU

CORO INTERMEZZO

José Luis BASSO, direcció del cor, convidat per Intermezzo Programaciones Musicales, gentilesa de l’Opéra National de París

Assistent musical

Alberto ZANARDI

 

UNA COPRODUCCIÓ DE FESTIVAL CASTELL DE PERALADA I ÓPERA DE OVIEDO

 

RESUMEN ARGUMENTAL

Una mujer que ha hecho de su libertad bandera y un joven recién llegado de provincias descubren que hay algo más que las fatuas diversiones de la vida social. Es entonces cuando superan las fronteras de su propio yo a través de un amor verdadero. Violetta y Alfredo huyen de la sociedad urbana y se refugian en el campo. Pero aun así no logran escapar de las convenciones sociales. Germont, el padre de Alfredo, exige a Violetta que, por el buen nombre de la familia, renuncie a su amor. Violetta representa una farsa ante Alfredo, regresa a París y finge seguir con su mundana vida anterior. Solo en el lecho de muerte, Violetta confiesa la verdad a Alfredo y encuentra finalmente en sus brazos la felicidad y el amor.

 

ACTO I Salón de la casa de Violetta Valéry. Esta celebra con una fiesta su regreso a la vida social tras un corto período de convalecencia. Entre los invita

dos de siempre figura un recién llegado de provincias, que se enamora con locura de Violetta. La mujer intenta ocultar los sentimientos que afloran en su alma a través de una ironía y coquetería de mujer de mundo, aunque ella también ha sucumbido a la magia del amor. Cuando todos sus invitados abandonan la fiesta, sigue retumbando en su interior la apasionada declaración de Alfredo, a pesar de que ella se declara «siempre libre».

 

ACTO II

Cuadro I Casa de campo en las afueras de París. Alfredo y Violetta se han retirado allí para dedicarse plenamente a su amor. Pero el apasionado amante es un hombre poco pragmático. Solo a través de la sirvienta se entera de que Violetta se ha visto obligada a vender sus propiedades para poder costear los gastos de la pareja. Avergonzado, marcha a París en busca de dinero. Germont, padre de Alfredo, aprovecha la ausencia de este para presentarseante Violetta y exigirle que abandone a su hijo, evitando así manchar el buen nombre de la familia. Tras resistirse al principio a renunciar a su felicidad, Violetta acaba accediendo a las peticiones de Germont y se despide de su amado a través de una carta. Alfredo se siente sorprendido, confuso y herido en su amor propio. Los hipócritas intentos de su padre por consolarle no sirven de nada. Alfredo solo tiene un deseo: vengarse de Violetta.

 

Cuadro II Fiesta en el palacete de Flora. La separación de Violetta y Alfredo es el tema de conversación entre los invitados. Flora se siente encantada de saludar de nuevo a su amiga Violetta. Esta se presenta con el barón Douphol, a quien Alfredo toma inmediatamente por su nuevo favorito. Los rivales se sientan a la mesa uno enfrente del otro y Alfredo provoca al barón con comentarios mordaces. Violetta intenta evitar el escándalo y apela al buen corazón de Alfredo. Pero comprendiendo que ella no le quiere dar explicaciones sobre el motivo de su ruptura, Alfredo arroja a los pies de Violetta el dinero que ha ganado en el juego y la avergüenza como a una vulgar fulana. El barón le reta a duelo. Germont aparece en medio del revuelo y se encuentra a una Violetta inocente y humillada. El padre reprende a su hijo por no respetar la etiqueta social

 

ACTO III Han transcurrido tres años. Alcoba de Violetta. La tuberculosis ha avanzado y está acabando con su vida. Ya no cree en los buenos augurios del médico acerca de su curación. Sola en su habitación, lee una carta de Germont, quien, torturado por la mala conciencia, informa a Violetta de que su hijo salió ileso del duelo, huyendo después de herir al barón, y que conoce por fin el gran sacrificio de Violetta. El joven regresa de París para suplicar perdón y no separarse nunca más de Violetta. Los amantes hacen planes de un futuro común, pero ya es demasiado tarde. Violetta muere en brazos de Alfredo.